Estos dos transportistas de muebles vintage creen que viven en una película de Wes Anderson

Como lo oyes. Todo empezó unos meses atrás, cuando Suzo y Sam empezaron a repartir muebles de diseño. Esta semana hemos quedado con ellos para conocer un poco más acerca de este par de personajes que recorren a diario las calles de nuestro país. Hoy, les encontramos en medio de la mudanza de un escritorio de estilo colonial de la época de Charles Dickinson.

¿Cómo empezasteis a dedicaros al transporte de muebles?

Pues la verdad, surgió de forma espontánea. Formábamos parte de la misma compañía de teatro, pero nunca habíamos hablado. Yo era encargado de decorados y Sam, de vestuario. Allí, nos dimos cuenta de lo que teníamos en común: amábamos más la parte decorativa que el propio arte dramático. Así que, un día le dije a Suzo, ¿cuándo? Y él me respondió, ¿dónde? Y el dónde, fue aquí, cerca de piezas de decoración vintage.

¡Uau! Menudo cambio de rumbo profesional. ¿Cómo fue la entrada al mundo de los muebles de diseño?

No fue nada sencilla, no creas. Me gusta que lo preguntes porque a Sam se le ha olvidado contar algo muy importante. Para llegar hasta aquí acudimos a la Academia Kauchy. Podría haber ido a la Oxford o a la Sorbonne de los transportistas de muebles, pero elegimos Kauchy.

¡Vaya! Y parecéis muy satisfechos con lo que hacéis.

Sí, llegamos allí para aprender sobre muebles, diseño y decoración y decidimos quedarnos para siempre.

¿Cuál es el secreto?

El secreto es encontrar algo que amas y luego… Hacerlo el resto de tu vida. Para nosotros, es transportar muebles en Kauchy, es estar cerca de piezas auténticas que antes otras personas han llenado de historias.

Entonces, contadnos, ¿qué hacéis en un día normal como hoy?

Muy sencillo. Cuando nos metimos en esto lo teníamos claro: queríamos vivir aventuras y no quedarnos parados en un solo lugar. Llevamos muebles con mucha vida a sus nuevos hogares y eso es gracias a que no siempre hicimos caso a los consejos de los demás. Para vivir aventuras ¡hay que apostar por algo!

Y así fue como, después de hablar con este curioso tándem, volvimos a casa pensando que, seguramente, los locos éramos nosotros.

IMG_20171214_174723_117.jpg

Entrevistamos a Arian, comprador de Kauchy y amante de la decoración

Hoy hablamos con Arian, editor de libros de arquitectura y diseño durante más de 20 años que además va a comprar su primer mueble en Kauchy. Le hemos hecho algunas preguntas para que le conozcáis un poco más y le podáis recomendar el artículo de nuestra tienda que penséis que encaja más con su forma de ser.

Kauchy Team (KT): ¿Por qué estilo decorativo sientes especial debilidad?

Arian (A): Me encanta el estilo Clásico Moderno. Siempre me ha gustado apostar por piezas atemporales en las que se conjunte perfectamente el estilo moderno con la tradición de aquello que nunca pasa de moda. En cuanto a la estética específica, siempre tiendo a escoger una dulce armonía entre elementos coloridos y líneas simples de expresión. Me considero de alguna manera excéntrico en mi modo de decorar, pero siempre manteniendo la elegancia. En definitiva creo que esta idea representa también mi manera de ser y ver el mundo.

 arian2

KT: Cuéntanos tu hobby.

A: Tengo una personalidad muy creativa. Me encanta crear estilos, diseñar esquinas decorativas, siempre estoy pensando de qué manera puedo mejorar todos los rincones de mis espacios. He sido editor de libros de arquitectura y diseño durante más de 20 años. El amor por lo visual me viene de muy atrás y gracias a mi profesión puedo estar en contacto con la moda y el estilo a diario, además de compartirlo con los demás.

 arian4

KT: ¿Cuál es tu pieza de mobiliario o decoración fetiche?

A: En realidad, no tengo una pieza favorita en concreto. Mis preferencias cambian según el día, mi estado de ánimo, de muchísimas cosas. Hoy, por ejemplo, me obsesiona la forma en que los sofás llenan el espacio y permiten la comunicación entre los seres humanos. El sofá, a pesar de ser una pieza básica, transmite en seguida una riquísima sensación de confort y tranquilidad y visualmente es un elemento central para enriquecer el espacio. Además, da una personalidad única al hogar y a aquellos que lo habitan.

arian3

Él ya ha respondido y está listo para comprar su primer mueble de diseño de segunda mano en Kauchy.com. Y vosotros, interioristas y amantes del diseño, ¿qué creéis que le va a gustar? Cuéntanoslo en los comentarios y se lo diremos a Arian para que su hogar luzca todavía mejor 😉

 

¡Hey interiorista! ¿Sabes qué hacemos con los muebles viejos de tu cliente?

Crear y desarrollar proyectos siempre es un reto para cualquier interiorista, pero hay ocasiones que en que los problemas empiezan cuando terminas el trabajo.

Seguramente te ha pasado. Muchos clientes tienen muebles caros o con tanto valor emocional que es difícil llegar a un acuerdo sobre qué hacer con ellos. Todo cliente quiere cambiar su hogar, pero cuando llega el momento de deshacerse de cosas prefieren no tirar nada.  Este tipo de conversaciones requieren mucho tacto y, siempre es bueno tener varias alternativas para ofrecer al cliente. He aquí una idea, un mueble siempre se puede reutilizar en otro hogar, como en el nuevo piso de un hijo mayor. También se puede ofrecer a otro miembro de la familia o incluso buscarles nuevos hogares dentro de nuestro grupo de amistades. Porque a ver, ¿quién no tiene en casa un mueble que antes fue de un conocido?

83f760f9f17044c900f8c38851a9ddb2Y, sobre todo, recuerda, si llega la hora de vender su mobiliario, no eres un vendedor de coches usados, estás dando una segunda vida a los muebles. La clave es conocer el lugar idóneo en el que vender esos muebles tan queridos por el cliente pero que ya no caben en su casa. Necesitas encontrar un lugar donde vayan a apreciarlos tanto como su anterior propietario y, por lo tanto, conseguirás una venta rentable él.  Te recomendamos algunas casas de subastas de Barcelona. Entre ellas nos propone Balclis o Setdart. Pero, eh, hay que tener en cuenta que todos estos especialistas realizan valoraciones concertando una cita antes de vender cualquier tipo de antigüedades, joyas u obras de arte. Además, los pagos suelen tardar un poco después de la subasta además de deducir sus comisiones, alrededor del 20 o el 25%, el IVA de la comisión y otros gastos asociados, si los hubiera.

Lo bueno de internet es que también tienes webs especializadas en la compra y venta de muebles. ¡Como nosotros!

En Kauchy.com nos dedicamos a la compra y venta de aquellas piezas de diseño únicas: de segunda mano, vintage, de artesanos y restauradas en España. Contamos con más de 4.000 seguidores y actuamos como plataforma de venta para más de 100 vendedores. Entre ellos, tenemos 25 tiendas profesionales. Nuestra forma de trabajo es sencilla, ofrecemos estricto control de calidad sobre cada pieza, transporte fiable y pago seguro. Así protegemos de cualquier posibilidad de estafa a compradores y vendedores. Trabajando con nosotros todas las sorpresas que te vas a llevar solo pueden ser buenas.

 

Una última alternativa a ofrecer a nuestro cliente para cuando las piezas son de menor calidad o de bajo coste: “Puedes entregar estas piezas a ONGs o donarlas alguna organización benéfica”. Con esta buena acción no solo haces una buena obra, también obtienes algunos beneficios fiscales.

A efectos tributarios, debemos tener en cuenta que la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales mecenazgo, regula este tipo de donativos. Por ello, que nuestras donaciones nos den derecho a aplicar una deducción deben estar destinadas a entidades sin fines lucrativos como el Estado, las comunidades, universidades, organismos públicos, etc. ¿Quién dice ahora que cuando ya no quieres un mueble lo mejor es tirarlo?

Cómo ser un comprador experto en muebles de segunda mano

Podríamos decir que comprar muebles de segunda mano y vintage es el reciclaje del mundo del diseño. Con una pieza de segunda mano no se necesitan materias primas ni tampoco energía adicional para su producción. De esta forma, se reducen los residuos y la contaminación y se puede prescindir de nuevos embalajes. Además, cuando compras piezas antiguas das a tu casa un toque de historia y carácter.

Pero no es fácil, lo reconocemos. El truco es poder identificar esas piezas de calidad que se encuentran en buen estado. Puede que para un experto sea muy fácil, pero para el resto de los mortales, no lo es. Por ello, hoy te vamos a regalar una joya.

Hemos preguntado a varios expertos para que nos dieran algunas pautas para convertirnos en experto buscadores de tesoros vintage y a continuación os las contamos.

furniture-flea-market

  1. Busca incluso cuando no estés buscando

Para convertirte en un hábil comprador de muebles de segunda mano es importante saber dónde buscar, incluso cuando no vas a comprar. Por ello es bueno elaborar una lista de lugares y tiendas donde recurrir en el momento que te decidas a comprar.

Y fíjate, en Kauchy ya hemos hecho este trabajo por ti reuniendo todas esas pequeñas joyas de tiendas en nuestra plataforma y con nuevos proveedores expertos en muebles de segunda mano semana a semana. Además, también puedes encontrar piezas únicas publicadas por el resto de nuestra comunidad de amantes de los muebles.

  1. Inspecciona la pieza antes de comprarla siempre que puedas

Comprar online es muy cómodo, pero también es mucho más fácil ocultar cualquier daño o desperfecto del mueble en una fotografía de lo que lo es en persona. En Kauchy sabemos que esto puede pasar, así que protegemos compradores y vendedores de estafas mediante un modelo de negocio que se basa en tres pilares: control de calidad, transporte fiable y pago seguro.

Como comprador, te ofrecemos la ventaja del pago seguro, guardando tu dinero hasta que compruebas que el producto recibido se corresponde con lo acordado. Si el producto cumple con lo que reflejaba la oferta, te garantizamos la devolución.

Y no te preocupes porque, antes de que llegue a tu casa, inspeccionamos el mueble como parte de nuestro control de calidad interno para asegurarnos de que siempre recibirás una pieza en perfectas condiciones.

  1. Mantén la mente abierta

Al estar buscando piezas de segunda mano o antigüedades, debes tener la mente abierta, a veces encontrar pieza específica es muy difícil y no siempre la encontraras exactamente cómo la habías imaginado. Así que abre tu mente y seguro que encontrarás algo que funciona a la perfección en tu espacio.

 

dsc_0342_1-3
https://kauchy.com/es-ES/listings/362-mesitas-de-nido

4. Si lo ves, ¡cómpralo!

En Kauchy solo hay piezas especiales de las que, en efecto, solo existe una unidad disponible. Si realmente te gusta y crees que es perfecta para tu casa, no lo dudes, ¡cómprala! Si te ha gustado a ti, seguro que a alguna otra persona también y cuando entres en Kauchy para comprarla ya no estará disponible. ¡Luego no digas que no te hemos avisado! 😉 Como dice uno de nuestros expertos, “déjate llevar por tu instinto”. Si crees que es perfecta, cómprala, probablemente lo será.

  1. Investiga y conoce los precios

Recuerda al comienzo no te debe preocupar el hecho de no saber el precio que debería tener cada mueble. Como todo, con el tiempo irás desarrollando este sentido y te acercarás más al precio real sin tener que preguntarlo. Para ello, lo primero que tienes que debes hacer es investigar. Entra en internet, compara y tómate unos minutos para ver si el precio es razonable. Y si el precio no es razonable por la investigación que has hecho, no debes tener miedo a negociar el precio. Recuerda, el precio sí importa. Así que adelante, haz una oferta porque todo buen negocio se basa en una relación entre dos personas.

  1. Es divertido, ¡lo pasarás bien!

Cuantas más piezas de segunda mano compres, irás afinando el olfato para descubrir esas joyas únicas que son los muebles de segunda mano. Al principio puede que sufras un poco, pero buscar antigüedades únicas ¡acabará siendo parte del hobbie!

Lo mejor de la experiencia son las relaciones que se crean entre vendedores, compradores y anticuarios. Disfrútalo, porque poner en contacto a compradores, expertos y vendedores es una de las razones por las cuales creamos la comunidad de Kauchy.

SaveSave

SaveSave

SaveSave

SaveSave

5 razones por las que comprar muebles de segunda mano

Nos dimos una vuelta por el distrito Poblenou, en Barcelona. El barrio, con un pasado industrial que todavía sigue impregnado en su ADN, se está convirtiendo en un referente del Arte y la creatividad de la ciudad, donde conviven una amalgama de edificios de última generación con antiguas naves industriales.

dsc_0195_1
http://www.kauchy.com/es-ES/listings/430-juego-de-4-sillas-anos-50

Es una de estas naves donde se encuentra Brutus de Garper, una de nuestras tiendas favoritas especializada en decoración vintage del norte de Europa.

Dando una vuelta por la tienda, escuchamos hablar a una pareja que parecía salida de alguna de las escuelas de diseño de la zona. El chico comentó algo así como “Mira esa mecedora, parece como si Charles-Eames hubiera conocido a mi abuela en Suecia”. Echaron a reír y siguieron hablando mientras ella le explicaba al chico por qué le gustaba comprar muebles de segunda mano y vintage antes que ir a una gran superficie. Esta es solo una anécdota pero su conversación nos recuerda por qué nos gusta más comprar muebles de segunda mano. ¡Y os vamos a dar 5 razones.

1. Los muebles de segunda mano son sólidos. ¡Ya nos los hacen como antes!

Puedes comprar muebles vintage muy bonitos y sólidos que sabes que han pasado la prueba del tiempo. Escogiendo bien, sabes que tendrás una piezas resistente, estilosa y duradera a un buen precio. Eso sí, acuérdate siempre de inspeccionar bien el mueble antes de comprarlo.

2. Comprar muebles de producción masiva, es más de lo mismo, es aburrido

En una reciente entrevista publicada en el periódico británico The Telegraph, el diseñador de interiores Nicky Haslam explicaba a la escritora y diseñadora del periódico Gina Swann que comprar muebles de producción masiva no es cool. Según él, los muebles que cuentan una historia y que han sido queridos previamente por otras personas impregnan singularidad a tu hogar.

3. Echamos una mano al medioambiente

En eso seguro que estamos de acuerdo: la compra de segunda mano es ambientalmente responsable. Los muebles de producción masiva consumen una gran cantidad de recursos naturales: energía, materias primas, plásticos, metales… Son, por lo general, materiales que tardan en mucho tiempo en degradarse. Así que, unirse a la cultura de comprar muebles de segunda mano nos hace medioambientalmente más responsables. ¡Es el paso siguiente a reciclar!

4. Los muebles de segunda mano crean hogares con personalidad

Coleccionar muebles de segunda mano se ha vuelto cada vez más moderno. Estos muebles nos permiten viajar a momentos, situaciones y experiencias directamente desde el salón de casa.

Si algo te permiten estos muebles es conseguir un hogar único. Así que no tengas medio de combinar estilos, épocas y añadirles un toque tuyo. Esta combinación es la que hará de cualquier casa, tu hogar.

Mezclar y combinar muebles antiguos y piezas nuevas es una gran manera de crear una decoración única para el hogar y es probablemente una de las mejores razones por las cuales comprar muebles de segunda mano.

Processed with VSCOcam with m5 preset

5. El precio sí importa

Ir en busca del tesoro de las historias que contamos alrededor de nuestras adquisiciones de segunda mano. Descubrir verdaderas joyas y contar cómo las compramos es tan emocionante como el proceso de negociación, porque el precio sí importa.

Si estás pensando en cambiar un mueble o redecorar tu casa no salgas a comprar un mueble nuevo o, como los llama Gina Swann en su árticulo “Muebles de comida rápida”, porque ellos nunca superaran la alegría que da encontrar esa pieza única con historia que ha sido pre amada.

SaveSave